El País

Un espectáculo que puede ser considerado como tal, pero que también podría catalogarse de documental escénico, algo casi insólito en el mundo del teatro, de la mano de uno de los directores más interesantes del panorama nacional.

El País

Un verdadero placer verlos actuar. Un producto nervioso e inteligente, sutil e incitante, que ningún espectador debe perderse…

Turia

Espectáculo impresionante, a contracorriente de las modas escénicas finiseculares y de visión obligatoria. Nadie que salga de la sala podrá permanecer indiferente.

El Mundo

La puesta en escena es íntegramente plástica y parece que cada signo teatral vaya acompañado de los conflictos expuestos; llama la atención sobre los sentimientos humanos y las ambigüedades de la realidad. Los movimientos escénicos, el rico vestuario y una ingeniosa escenografía daba la nota al ofrecernos una briosa y potente teatralidad.

Levante

El atractivo siempre está en la puesta en escena de Candeias… que funciona como un mecanismo de relojería. Siempre elegante y de buen ver.

Cartelera Turia

Candeias se ha ganado un justificado prestigio entre nosotros.

ABC

Profunda sabiduría teatral de Candeias.

El Mundo

Profunda verdad interpretativa, brindando al espectáculo toda la calidad dramática. Teatro necesario. Factura impecable.

Periódico Levante

Una imagen poética puesta en pie. La belleza y profundidad de esta imagen trasciende cualquier intento de interpretación simplista. Ausencias rellenadas con un inmenso lirismo y una substancial sabiduría teatral. La magnífica dirección de Joaquín Candeias ha ido a la raíz de la obra, y también a dar verdadera vida los personajes …

Qué y Dónde

Lección profunda de teatralidad. Estremecedor y altamente recomendable.

El Periódico de Cataluña

Joaquín Candeias no es un director al uso. Le llamaron kamikaze… pero el tiempo y el público le han dado la razón.

La Cartelera

Insólita, sugerente e inmensa apuesta teatral que no hay que perderse.

Cuarto Poder

El vaivén entre lo abstracto, lo lírico, ente la gestualidad poética y la pragmática, es lo que ha permitido a Candeias aprovechar esas tensiones para llevarlas a escena. Su labor ha sido encomiable y hechizante.

La Razón

El lirismo impregna la dirección de Candeias. Y el Lara, la bombonera envejecida, se estremece.

El Semanal

Un teatro que nos alimenta.

El País

Fantástica la interpretación de Joaquín Candeias, el actor que con un excelente alemán, dio vida al ‘Bruno’ de Happy End. Fue sin duda, quien más nos acercó a la estética de la obra.

El Punt

Espectáculo memorable. Teatro de primera.